Lunes, 10 diciembre, 2018
Inicio » Ley de Alcoholes » Asociación de Productores de Pisco hacen presente su preocupación ante posibles cambios legislativos que afecten a la industria

Asociación de Productores de Pisco hacen presente su preocupación ante posibles cambios legislativos que afecten a la industria

Proponen educar y prevenir el uso nocivo del alcohol en sectores vulnerables: 

La APPAG considera que las leyes con  mayor impacto, son aquellas que educan y orientan a la ciudadanía. Las persecutorias y amenazantes, sólo logran crear clandestinaje en el suministro-consumo y rebeldía en las acciones, sobretodo, en los sectores de jóvenes. Agrega que la información y la educación son los elementos claves de la política, para reducir el uso nocivo del alcohol. 

 

La Asociación de Productores de Pisco A.G., (APPAG) está entregando una declaración a autoridades ejecutivas y legislativas, para hacer presente su preocupación e inquietud, respecto a proyectos de ley que, cubriendo las áreas de  producción, rotulación, publicidad, expendio, y que pudieran abarcar además, la tributación de bebidas alcohólicas, y que se encuentran en estudio en las Comisiones de Salud, de la Cámara de Diputados y el Senado.

 

 El documento indica que “el consumo de bebidas alcohólicas ha acompañado al hombre, a través de su historia, siendo reconocido por las diversas sociedades, y poniendo su atención en algunas medidas de carácter regulatorio, lográndose identificaciones culturales que, en la mayoría de los casos, como en la industria pisquera, proporcionan el medio de vida de importantes sectores poblacionales. No obstante, se hace hincapié en que las bebidas alcohólicas tienen por un lado implicancias económicas sectoriales, pero también el efecto negativo que un consumo excesivo pueda provocar en cierto público, y en la sociedad que lo rodea”.

 

Sobre el consumo excesivo “creemos que es éste el elemento clave que debe ser analizado para definir políticas públicas efectivas, que vayan en la dirección correcta, de atacar las consecuencias en este sector de consumidores, que representan una minoría, frente a la gran mayoría de consumidores responsables, que encuentran en este tipo de bebidas una expresión de sus hábitos alimenticios y una forma de comportamiento social”, indica la APPAG, a través de su gerente Fernando Herrera.

 

Herrera le hizo entrega de la declaración al diputado Mario Bertolino, quien manifiesta que “comparto plenamente lo enunciado por la Asociación de Productores de Pisco de Chile que representa a la III y IV región. El problema del alcohol debe ser enfocado desde un punto de vista educacional. El problema se produce cuando no existe la cultura y educación para su consumo. Encuentro interesante que se trabaje en la estrategia para el reducir el uso nocivo de alcohol. Si sólo se va por el lado sancionatorio o de la restricción no es el camino correcto”. 

 

El diputado señala que “una norma restrictiva puede llevar al clandestinaje, porque cuando esta restricción se hace no respetando los hábitos, las costumbres y derecho que tienen las personas mayores de edad que nuestra propia constitución les reconoce, podemos estar atentando contra la libertad legítima que tiene una persona”. Agrega que, “el clandestinaje es mucho más perverso o igual que el mal uso o abuso del alcohol, porque se puede caer en el consumo de productos que no estén vigilados sus calidades y pueden ser un daño muy superior”.

  

Sobre modificaciones en la publicidad, con restricción horaria para avisos de bebidas alcohólicas y cambios en la rotulación de las etiquetas, que incluya advertencias del consumo excesivo, el diputado Bertolino. “Creo que se ha caído en un exceso y todos los excesos son malos. Yo respeto que pueda haber horarios para la publicidad, que dejen fuera a los niños, porque la ley dice que quien accede al consumo de alcohol es el mayor de edad.  Si tiene una publicidad que sólo va a llegar a los mayores y no incita a los menores es una forma conveniente de enfrentar el uso nocivo del alcohol. Podría estar de acuerdo con las cajetillas de cigarro, que se ponga las causas de un consumo en exceso, como prevención y que se podría discutir”, asevera.

  

En cuanto a aumento de tributación en las bebidas alcohólicas de mayor graduación, como el pisco, Bertolino afirma que “no soy partidario que se haga un cambio en las reglas del juego. Porque existen Tratados de Libre Comercio que debemos respetar con productos en base a alcohol que son importados. Pero a su vez, a nosotros se nos retribuye con las mismas condiciones que damos acá. Mi región es una de las favorecidas con la Denominación de Origen del producto pisco, y que afectaría a una industria que es muy importante en nuestra región”. 

 

La APPAG dice que “en nuestro país como en el resto del mundo; el uso nocivo del alcohol abarca sectores muy sensibles de la población: los jóvenes (adolescentes) y, los segmentos sociales más desposeídos. La forma en que la opinión pública conoce las consecuencias de este uso nocivo del alcohol, condiciona que se forme un juicio muy negativo, y no faltan expresiones fundamentalistas que aboguen por políticas drásticas que ataquen a la producción, supuestamente, para terminar con el problema. Con ello, no sólo no se resuelve el problema, si no, como se ha mencionado antes, se agrava, como la historia nacional e internacional lo ha demostrado en numerosas oportunidades”. 

 

Propuestas de la Asociación 

 

La APPAG considera que, “las leyes con mayor impacto son aquellas que educan y orientan a la ciudadanía. Las persecutorias y amenazantes, sólo logran crear clandestinaje en el suministro-consumo y rebeldía en las acciones, sobretodo, en los sectores de jóvenes”. Nuestra industria no está ajena al problema de estos consumidores que hacen uso nocivo del alcohol, y presta su colaboración a cualquier actividad que se ubique en la línea correcta de soluciones; y no, por precipitada, sea contraproducente al fin que se persigue. La información y la educación son los elementos claves de la política para reducir el uso nocivo del alcohol y, a ellas, la APPAG presenta su mejor disposición”.

 

El gerente de la APPAG, Fernando Herrera dice que “nos entusiasma participar activamente, en los programas que señala la Estrategia del CONACE 2011-2014. Puede ser una instancia demostrativa del trabajo en conjunto que se puede hacer a favor de sectores más vulnerables. Nuestras campañas de marketing y publicidad están al servicio de una acción común, donde el énfasis se ponga en reducir, drásticamente, el uso nocivo del alcohol y, a la vez, lograr los objetivos complementarios de fomentar un consumo ordenado de la población”.

 

“La industria pisquera, de existencia histórica, se debe a sus agricultores, más de 3.000 personas que con sus trabajadores y familias forman una población que alcanza más de 50.000 personas en las regiones de Atacama y Coquimbo; destinan a la producción de Pisco algo más de 10.000 ha y, como resultado de su acción económica permite la vida rural y urbana en importantes lugares del país”.

  

“Mantener estas condiciones, no es a costa de la salud o la vida de nuestra población nacional. Por ello, insistimos en nuestro compromiso de trabajar, activamente, en mejorar la cultura alcohólica de nuestros compatriotas, velando por una industria pisquera próspera que entregue los beneficios justos a nuestra gente, a la vez que alegría y felicidad a nuestro país”, declara la APPAG. 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>