Lunes, 10 diciembre, 2018
Inicio » Noticias y Eventos » Hasta 1.200 puestos de trabajo permanentes y 8.000 de temporada podría generar la agroindustria pisquera chilena si se fortalece Denominación de Origen y se apoya posicionamiento en mercados internacionales
Hasta 1.200 puestos de trabajo permanentes y 8.000 de temporada  podría generar la agroindustria pisquera chilena si se fortalece Denominación de Origen y se apoya posicionamiento en  mercados internacionales

Hasta 1.200 puestos de trabajo permanentes y 8.000 de temporada podría generar la agroindustria pisquera chilena si se fortalece Denominación de Origen y se apoya posicionamiento en mercados internacionales

La Asociación de Productores de Pisco proyecta crecimiento de hasta un 30% la capacidad de producción para abastecer el desarrollo y posicionamiento del pisco en los mercados internacionales. Ello sería posible gracias al incremento de las exportaciones, el posicionamiento en el mercado estadounidense y la premiumización del consumo tanto a nivel nacional como internacional.

Para la industria es fundamental la protección del producto nacional a través de la fiscalización del cumplimiento de la Denominación de Origen Pisco (D.O.), la cual es objeto de conferencia de prensa en que se entregan pruebas irrefutables del nacimiento del pisco en territorio nacional.

Convencidos de que la protección de la Denominación de Origen del Pisco Chileno es el mejor argumento para proyectar el crecimiento de la industria, los principales productores nacionales destacan la importancia de hacer valer dicho registro en los mercados internos y externos, ya que el crecimiento de la industria va de la mano del desarrollo de las exportaciones y para ello el fortalecimiento de la Denominación de Origen es el pilar fundamental.

La D.O. es el principal activo y atributo diferenciador del producto Pisco y se estima que con la capacidad de producción de la industria se podría sustentar hasta un 30% de crecimiento para abastecer los mercados internacionales. De esta forma, la industria podría crear aproximadamente 1.200 empleos permanentes y 8.000 empleos temporales.

Para el presidente electo de la Asociación de Productores de Pisco, Francisco Hernández, “se requiere una posición activa de todos los actores relevantes para posicionar el pisco chileno y defenderlo en todos los mercados, para mantener la fuerza laboral actual y por qué no incrementarla si se logra posicionar el producto en los mercados internacionales, ya que en las exportaciones está el futuro y crecimiento de la industria”.

La actividad pisquera es una labor tradicional de las regiones de Coquimbo y Atacama, formada por una base productiva de unos 3.000 agricultores, quienes cultivan más de 10 mil hectáreas, generando más de 31 mil empleos en forma anual, entre productores, empleados de la industria y personal temporal en época de vendimia. El 85% de la base productiva está formada por pequeños agricultores con menos de 5 hectáreas plantadas.

El registro de venta anual de la industria pisquera se estima en 250 millones de dólares y genera alrededor de 65 millones de dólares en impuestos, cifra que a escala regional es superada solamente por la gran minería. Así, según Francisco Hernández si esta Denominación de Origen se fortaleciera y se empezara a incluir como parte de la identidad de Chile, la agroindustria pisquera podría aportar en forma aún más contundente a las economías de las regiones de Atacama y Coquimbo.

Por su parte, el turismo regional se ve beneficiado actualmente a través de 150 mil turistas que visitan cada temporada las diversas instalaciones pisqueras.

Pruebas que demuestran origen del Pisco en Chile

Durante la conferencia de prensa, para demostrar origen del pisco en Chile, el historiador argentino Pablo Lacoste aportó suficientes pruebas que reconocen el relevante papel de los campesinos del actual Norte Chico de Chile en el proceso de creación, difusión y consolidación del pisco chileno, y que se suman a la delimitación del pisco como Denominación de Origen (D.O.), por medio de una norma legal en 1931.

Esta presentación se realizó en el marco de una nueva celebración del Día del Pisco en Chile y a 85 años de decretada la Denominación de Origen del pisco chileno, destacan los convocantes de la Asociación de Productores de Pisco A.G.
El uso por primera vez de la palabra “pisco” a nivel mundial para denominar al aguardiente de uva fue registrado en la Hacienda La Torre, en 1733, en la actual localidad de Pisco Elqui. Los tres volúmenes originales del siglo XVIII que muestran esta evidencia dan fundamento para sostener que el Pisco nació en Chile.

En tanto, otro argumento que ratifica los orígenes chilenos del Pisco se relaciona con el registro de este producto en el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual: la primera etiqueta de pisco chileno data de 1882.

Respaldando el desarrollo de esta investigación de Pablo Lacoste, la directora del Archivo Nacional, Emma de Ramón, exhibió excepcionalmente los tres volúmenes originales del siglo XVIII que muestran la evidencia de la elaboración de pisco en Chile en esa centuria (en Perú eso no ocurrió hasta el siglo XIX). Por su parte, el director de INAPI, Maximiliano Santa Cruz hizo lo propio exhibiendo volúmenes originales del siglo XIX con las primeras etiquetas de pisco registradas en Chile.

La producción del pisco en Chile nació con la historia del país, y su desarrollo se encuentra protegido y normado por Ley de la Denominación de Origen Pisco, establecida el año 1931 al amparo del Ministerio de Agricultura, y cuyo marco normativo se encuentra plenamente vigente en la actualidad (Ley 18.455, Reglamento N° 521, modificado por Decreto 75).

En Chile la uva pisquera y el pisco se produjeron únicamente en la zona norte, en los valles de las regiones de Coquimbo y Atacama, bajo un clima árido y condiciones vitícolas privilegiadas, que favorecen la acumulación de los azúcares y compuestos aromáticos característicos de las uvas pisqueras.

La Asociación de Productores de Pisco reúne actualmente a quince empresas pisqueras, herederas de la tradición de sus ancestros; estas se encuentran dispersas en el territorio de las regiones de Atacama y Coquimbo y presentan diversidad de escalas productivas: Grandes compañías que generan importantes volúmenes con alta tecnología; empresas medianas, que generan volúmenes inferiores pero que cuentan con buen nivel tecnológico; y las pisqueras de nicho, que elaboran productos orientados a mercado de este tipo por sus volúmenes reducidos.

Por tradición e historia, los pisqueros de Chile son herederos del principal patrimonio cultural, histórico, social y productivo de nuestro país.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>