Miércoles, 14 noviembre, 2018
Inicio » Destacados » Investigador descubre ubicación de la primera pisquera del mundo
Investigador descubre ubicación de la primera pisquera del mundo
La ubicación exacta de la Hacienda La Torre será revelada este 11 de febrero

Investigador descubre ubicación de la primera pisquera del mundo

El historiador argentino Pablo Lacoste logró descubrir en el Valle del Elqui la Hacienda La Torre, la más antigua pisquera de la que se tenga registro en el mundo. La ubicación exacta de esta destilería será revelada por el historiador el 11 de febrero en la ciudad de La Serena, capital mundial del pisco.

La Serena.- Los años de búsqueda, investigación, dudas e incertidumbre han rendido sus frutos: Pablo Lacoste ya encontró la respuesta que durante años le quitó el sueño. Se trata de un misterio que comenzó a rondarlo desde los años 80, cuando visitó las playas de Chile por primera vez

Eterno amante de los productos típicos de América Latina, encontró en el pisco chileno un motivo de estudio y análisis que lo siguió por décadas, motivándolo a desentrañar sus más ocultos misterios. Uno de ellos: el verdadero origen de este popular destilado, que estuvo a punto de seguir la misma suerte que prácticamente todos los productos típicos de nuestro continente, arrasados por las modas extranjeras.

La confusión que durante siglos ha reinado en torno a la verdadera nacionalidad del pisco ha sido aclarada, gracias a la dedicación y esfuerzo de Lacoste y su equipo internacional de investigadores, enólogos, sommelier, cientistas políticos, lingüistas, historiadores y agrónomos.

Bibliotecas, el Archivo Nacional, registros de Aduanas y del Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI) han sido mudos testigos de este enorme esfuerzo, gracias al cual se ha permitido dar con una serie de antecedentes que dan cuenta que el pisco nació en Chile.

El primer registro que se tiene a nivel mundial del uso de la palabra “pisco” corresponde al inventario de bienes de la Hacienda La Torre, primera pisquera del mundo. En 1734, tras la muerte del administrador, don Marcelino Rodríguez Guerrero, se contabilizaron “tres botijas de pisco” en esta Hacienda del Valle de Elqui, donde se cultivaba una viña de 10.000 plantas, se elaboraban vinos y destilaban aguardientes.

La ubicación exacta de esta pisquera será revelada por el historiador el 11 de febrero en la ciudad de La Serena, capital mundial del pisco. Además, durante el primer semestre de 2016 se tiene contemplado el lanzamiento del libro que resumirá los hallazgos que surgieron gracias a esta década dedicada a la investigación de la verdadera historia del pisco, la tradición viva que descansa en los valles de las regiones pisqueras de Atacama y Coquimbo.

Importancia del descubrimiento

El trabajo de Pablo Lacoste reivindica la legitimidad del uso de la palabra “pisco” por parte de los destiladores chilenos. Esta evidencia es de vital importancia, debido a los diversos intentos que el Estado peruano realiza para evitar la presencia del pisco chileno a nivel internacional.

Mientras Chile reconoce la homonimia entre el pisco chileno y el peruano (es decir, dos productos distintos que comparten el mismo nombre), el Perú exige exclusividad, impulsando una ofensiva en cortes internacionales para frenar la entrada del pisco chileno en el exterior.

La arremetida peruana en desmedro de los productores chilenos le ha permitido obtener el reconocimiento mundial que el pisco es peruano, a pesar de que este destilado tiene un origen común cuando aún Latinoamérica era colonia española, dos siglos antes de que los países americanos tuviesen fronteras establecidas y el concepto de nación independiente.

Gracias a esta investigación, los piscos chilenos podrán comercializarse sin temer a la ofensiva peruana, representando el orgullo, experiencia y patrimonio histórico de miles de personas que hoy trabajan en la producción de este destacado destilado nacional.

Los pisqueros de Chile son herederos de una tradición de más de 500 años de esfuerzo, dedicación y perfeccionamiento que los ha llevado a ofrecer hoy un producto de la más alta calidad y con características únicas e incomparables.

Denominación de Origen

En Chile, el Pisco es la denominación de origen otorgada a un destilado de vinos procedentes de 15 variedades de uvas aromáticas, cultivadas y procesadas en las regiones de Atacama y Coquimbo. Se trata de la segunda denominación de origen más antigua del mundo, y la primera de toda América, dictada en 1931 por el entonces Presidente de Chile, Carlos Ibáñez del Campo.

Esta Denominación de Origen marca los estrictos estándares de calidad para la elaboración de nuestro pisco, que se mantienen hasta nuestros días.

Hoy, el pisco chileno es reconocido y está presente en los más importantes mercados del mundo y ha construido su prestigio gracias a la preferencia de los consumidores y a los grandes triunfos obtenidos en importantes concursos internacionales. Sin ir más lejos, en la San Francisco World Spirits Competition de 2014 y 2015, uno de nuestros piscos fue catalogado el “Mejor Destilado blanco del Mundo”. Mientras que este año “Eau de Vie” de Vinalies Internationales consideró uno de nuestros piscos como “el destilado de frutas más fino del mundo”.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>